markando - marketing con resltados

¿ El marketing es una ciencia, es una técnica, es una filosofía empresarial ? Definamos de entrada que, el marketing es una técnica empresarial que está enfocada hacia la gestión comercial de una empresa.

Pero más allá de identificar qué es el marketing y dar una “ definición de  diccionario ”, lo realmente relevante es asumir una actitud de marketing en las empresas. ¿ Cómo podemos los potenciales compradores saber si realmente una empresa de quien queremos comprar un producto o servicio tiene realmente internalizado el marketing como método de gestión comercial ? En realidad esto es bastante más sencillo de lo que parece. Un ejemplo simple: una marca que realiza una publicidad en donde destaca la cordialidad y la actitud servicial de su gente y,  generada dicha expectativa llamamos para consultar por algún producto/ servicio y la telefonista nos atiende con frialdad, con poca predisposición y paciencia, nos deriva a la persona correspondiente y recibimos la misma atención.  Cuánto ha invertido la empresa en una campaña publicitaria para desarrollar una imagen de marca que finalmente no da resultado porque no ha complementado la inversión publicitaria con una inversión en capacitación y motivación al personal. ( más allá de que aquí ya hay una seria falencia en la correcta selección del personal, pero eso se abordará en otra ocasión )

La aplicación del marketing engloba una serie de medidas dentro de la empresa. La conclusión a la que llegan seguidamente los empresarios es que el marketing es muy caro. El marketing es, una inversión más que debe realizar la empresa como lo sería invertir en los equipos informáticos, en los sueldos del personal, en los gastos operativos varios. Ahora bien, el marketing al ser bien aplicado lo que nos permite es desarrollar un producto/ servicio con una ventaja competitiva sostenible que superan a la oferta de la competencia.

Planteemos un nuevo ejemplo: una empresa que detecta como falencia la logística detrás de su sistema de distribución y, específicamente el hecho de que, por tener pocos vehículos no llegan a tiempo a los canales de venta y genera la constate queja del jefe de compras de los puntos de venta. Se decide adquirir 2 o 3 vehículos con una importante inversión con lo cual mejora la velocidad de la distribución de los productos, pero las ventas no repuntan. ¿ Qué pasó ? Lo que ocurrió es que el consumidor final tiene una oferta superior en el producto de la competencia y por más que ya el producto se encuentran mejor distribuidos y con presencia permanente en las góndolas de los canales, el consumidor no ve una mejora en el producto por lo que sigue comprando a la competencia. ¿ Qué hacemos entonces ? Si no atendemos a la queja del jefe de compras este ya nos tendrá una mala predisposición y no tendremos espacio en el canal, sin embargo, si no invertimos en mejorar el producto finalmente el producto no se venderá.

Solo a través de un enfoque global que permite el marketing se pueden resolver este tipo de disyuntivas, con las que se encuentra cotidianamente un gerente o directivo, el marketing da las respuestas para tener satisfechos tanto a los canales como al consumidor final, y generar un crecimiento sostenible para las empresas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *